PRESTAMOS SIN INTERESES

Cuando nos encontramos en momentos de falta de liquides y se dificulta cubrir los gastos, es el momento de solicitar un crédito. ¿Qué mejor que un crédito sin intereses?

Un crédito es una operación financiera que nos proporciona una cantidad de dinero con un límite de cantidad y tiempo determinado. Con él, administramos el dinero con la retirada o devolución del mismo según las propias necesidades. En el crédito se pagan los intereses sobre el capital utilizado. A todos gustaría la idea de disfrutar un crédito sin intereses.

Cuando pensamos en créditos sin intereses, nos referimos en un tipo de crédito que nunca cambia su valor. Es decir, si durante 12 meses se recibe un crédito para pagar 2000 pesos al mes, al término del mismo, se tendrá una cuota fija que pagar cada mes que no se puede cambiar bajo ningún concepto, excepto por atrasos o faltas de pago; y sin un dinero extra que se deba pagar a quien te presta el dinero.

Los préstamos sin intereses, los más buscados por todos, están diseñados de tal manera que el cliente devuelva únicamente la cantidad que la entidad financiera le haya concedido. Lo que hace atractivo este tipo de servicio es que no se tienen que pagar costes añadidos ni comisiones ocultas.

Conviene cerciorarse de los beneficios y cláusulas de este tipo de servicios. Existen planes según tus necesidades y proyecciones. Debes elegir las que más te convengan para poder obtener tus metas. Los préstamos sin intereses son una oferta interesante para todos. Investiga, compara y crece en el uso de los créditos y préstamos. Puedes dar un paso más allá cuando ya hayas planeado mejor tus movimientos y tengas una mayor solidez económica: no descartes la posibilidad de tomar creditos a un año; vale la pena intentarlo.